5/5
Somos Colegio Porter
Previous
Next
Somos Colegio Porter
Previous
Next
colegio-bilingue

Es posible que el cambio les genera estrés, algo que es natural, porque se trata de una adaptación en los niños, es una nueva forma de asumir su rol académico.

Un reciente estudio realizado por la organización Save the Children ha encontrado que 1 de cada 4 niños sufren de ansiedad por el aislamiento derivado del coronavirus. 

La pandemia de COVID-19 ha tenido un gran impacto en nuestras vidas. Los desafíos que enfrentamos muchos de nosotros pueden causar estrés, emociones abrumadoras y despertar emociones fuertes en adultos y niños. Para reducir la propagación del COVID-19, se deben tomar medidas de salud pública, como mantenerse alejado de la sociedad, pero estas medidas pueden hacernos sentir aislados y aumentar el estrés y la ansiedad. Aprender a lidiar con el estrés de una manera saludable te ayudará a ti, a tus seres queridos y a quienes están en contacto contigo a desarrollar una mayor resiliencia.

El estrés puede causar lo siguiente:

Consejos para prevenir y combatir la ansiedad en los infantes en confinamiento

Ayudarle a mantener sus conexiones sociales

Uno de los problemas más serios para el desarrollo psicosocial de los niños en cuarentena es la falta de instancias donde puedan socializar. Con las escuelas cerradas y las reuniones canceladas, es necesario hacer uso de recursos tecnológicos para ayudar a los niños a procurar contacto con compañeros de la escuela, maestros, familiares y amigos. Utilizar Facetime, Zoom y otras plataformas de comunicación en tiempo real ayudan a los hijos a mantener instancias de socialización virtual, que si bien no supera a la presencial, sigue representando un recurso necesario para mantener su salud mental, habilidades de comunicación y convivencia.

Actividades recreativas como dibujar

Ayudarle a canalizar lo que siente es una gran solución para expresar sus emociones y sentimientos. Esto lo puedes hacer con una hoja y colores, diciéndole que dibuje lo que siente. Mediante cursos de dibujo digital o algún tipo de actividad en donde pueda convertir sus emociones en talentos. Utilizar Facetime, Zoom y otras plataformas de comunicación en tiempo real ayudan a los hijos a mantener instancias de socialización virtual, que si bien no supera a la presencial, sigue representando un recurso necesario para mantener su salud mental, habilidades de comunicación y convivencia.

Juegos de mesa

Pasar tiempo de calidad en compañía de seres queridos es sin duda el mayor mediador para los sentimientos negativos o de estrés. Mediante juegos de mesa que incentiven la convivencia familiar, de esta manera se crean entornos de diversión y donde la familia muestra al infante que el confinamiento no es sinónimo de aburrimiento.

Tómense un descanso y dejen de mirar, leer o escuchar las noticias.

Esto incluye las redes sociales. Está bien saberlo, pero puede ser frustrante seguir escuchando noticias sobre la pandemia. Considere limitar las noticias unas pocas veces al día y desconectar temporalmente el teléfono, la televisión y la pantalla de la computadora.

escuela-en-linea
inscripciones-preescolar

Mantenga la calma y brinde seguridad: hable sobre sus sentimientos.

Ayúdalos a expresar sus preocupaciones y hágales saber que usted estará allí para mantenerlos seguros y saludables. Asegúrese de que su explicación sea apropiada para la edad de su hijo.

Manténgase positivo.

Hable sobre las cosas por las que está agradecido por su familia o las cosas que están a punto de suceder. Ayúdalos a elegir actividades agradables que mejoren su estado de ánimo. Tómese unos minutos cada día para practicar la gratitud, o simplemente piense en ello o comparta sus sentimientos en voz alta con toda la familia. Ayúdenos a darnos cuenta de que ahora hay una nueva normalidad y, como familia, enfrentarán nuevos desafíos todos los días.

Qué hacer (y no hacer) cuando los niños están ansiosos

El objetivo no es eliminar la ansiedad, sino ayudar al niño a manejarla.

Ninguno de nosotros quiere ver infeliz a un niño, pero la mejor manera de ayudar a los niños a vencer la ansiedad es no tratar de eliminar los factores estresantes que la desencadenan, sino ayudarlos a aprender a tolerar su ansiedad y a funcionar lo mejor que puedan, aún cuando están ansiosos. Y como resultado de esto, la ansiedad mejorará o se desvanecerá con el tiempo.

No evite cosas solo porque le producen ansiedad al niño.

Ayudar a los niños a evitar las cosas que temen solo los hará sentirse mejor a corto plazo, pero refuerza la ansiedad a largo plazo. Si un niño en una situación incómoda se altera, comienza a llorar (no porque quiera manipular, sino porque realmente se siente así), y sus padres lo sacan de allí o quitan lo que le causa miedo, él ha aprendido ese mecanismo de defensa y, por lo tanto, el ciclo tiene el potencial de volverse a repetir.

Expresa expectativas positivas pero realistas.

No se puede prometer a un niño algo irreal: que no reprobará un examen, que se divertirá patinando en hielo o que otro niño no se reirá de él durante la clase de “muéstralo y explícalo”. Pero usted puede darle confianza, diciéndole que va a estar bien, que va a poder manejar la situación, y que en cuanto enfrente sus temores el nivel de ansiedad irá desapareciendo. A su hijo esto le dará confianza, porque sus expectativas son objetivas, y porque usted no le pedirá que haga nada que él no pueda manejar.

Respete sus sentimientos, pero no los fortalezca.

Es importante entender que la aceptación no siempre significa estar de acuerdo. Así que, si un niño está aterrorizado por ir al doctor, porque le toca una inyección, usted no querrá minimizar sus miedos, pero tampoco querrá amplificarlos. Usted quiere escuchar y ser empático, ayudarlo a entender porque está ansioso y alentarlo a sentir que él puede afrontar sus miedos. El mensaje que usted quiere enviar es: “Yo sé que estás asustado y está bien, yo estoy aquí y te voy a ayudar a superar esto”.

No haga preguntas dirigidas.

Aliente a su hijo a hablar sobre sus sentimientos, pero no intente hacerle preguntas dirigidas como: “¿Estás ansioso por el examen final? ¿Te preocupa la feria de ciencias?”. Para evitar alimentar el ciclo de ansiedad, solamente haga preguntas abiertas: “¿Cómo te sientes por la feria de ciencias?”.

educacion-humanista

En colegio Porter te ofrecemos más consejos para prevenir y combatir la ansiedad en los infantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *